Dentro del idioma español existen una gran cantidad de palabras que suenan muy parecido, en muchos casos tal cual sin embargo el significado es muy diferente, de hecho si no se especifica el contexto puede traer ciertas confusiones, por ello es importante escribirlas de forma correcta y ser claros en cuanto a la situación, aunque con el paso del tiempo las personas pueden diferenciar bien ya el significado de estas palabras, es en la etapa de la niñez y en personas que hablan otros idiomas y que están empezando a aprender el nuestro cuando las malas interpretaciones son más frecuentes, las palabras homófonas tienen algunas características que vamos a detallar a continuación.

palabras homofonas

Definición de las palabras homófonas

Como ya explicábamos hace un momento, las palabras homófonas no son más que aquellas palabras que se escriben y se pronuncian igual, pero que el significado es totalmente distinto, no siempre se escriben de la misma forma ya que pueden haber palabras con “h” o sin ella o también que se escriben con “v” o “b” pero la pronunciación es donde se produce mayor confusión, veremos algunos ejemplos muy comunes de las palabras homófonas, aunque hay muchísimos ejemplos, pero trataremos de citar los más frecuentes.

Origen etimológico de las palabras homófonas

Se puede determinar un origen etimológico sobre las palabras homófonas, la homofonía es un concepto que se aplica no solo a cuestiones del idioma sino a todo lo que implique sonidos parecidos como puede ser el de objetos o instrumentos con el canto de pájaros o sonidos que emiten algunos animales por mencionar un ejemplo, pero hablando en términos linguísticos nos podemos remitir al griego “parabolé” que quiere decir “palabra en español” y la segunda palabra es la combinación de dos en griego “homos” que significa “igual” y “phonos” que en español es “sonido”.

Un detalle importante sobre las palabras homófonas es que para evitar la confusión siempre es recomendable entrar en detalles sobre el contexto, por ejemplo si se dice “vino rápido”, si se dice solo de esa forma podría interpretarse como un vino que produce embriaguez de forma muy rápida cuando en realidad la persona que dice la oración podría referirse a alguien que llegó a un lugar en poco tiempo, así que lo mejor siempre es ser más claros aportando más información o pidiéndola.

palabras homofonas ejemplos

Ejemplos frecuentes de palabras homófonas

Estos son solo algunos ejemplos de palabras homófonas frecuentes en el idioma español, hay que recordar que pueden haber más dependiendo de cada país y región:

  • Asta y Hasta: la primera se refiere a un mástil usado para ondear una bandera, la segunda palabra es una preposición usada para especificar un periodo de tiempo o espacio.
  • Baya, Valla y Vaya: la primera palabra es una fruta, la segunda es simplemente un cerco usado para proteger una casa, santuarios o lugares a los que no se permite acceso sin autorización, la tercera palabra es la conjugación del verbo ir y que se usa para indicar a una persona que acuda a determinado lugar como “vaya usted a limpiar su casa”.
  • Barita y Varita: la primera es un mineral compuesto por óxido de bario y la segunda es un palo de madera o plástico.
  • Graba y Grava: la primera palabra viene del verbo grabar y que indica que se debe registrar en audio o video algo usando un dispositivo, la segunda palabra es un tipo de piedra.
  • Raya y Ralla: la primera es una especie de pez con cola ponzoñosa y la segunda es una forma de conjugar el verbo rallar que es frotar un objeto con otro o hacer un trazo sobre una superficie plana.
  • Sabia y Savia: la primera palabra hace referencia a una persona que por experiencia y años de estudio sobre un tema o varios tiene un alto nivel de conocimientos, la segunda es un líquido que se extrae de cierto tipo de plantas.
  • Abrasar y Abrazar: la primera se usa para indicar que algo se debe quemar y la segunda es el acto de dar un abrazo a otra persona.
  • Tasa y Taza: la primera palabra se usa para establecer el precio o tributo que se paga por un servicio o alguna actividad económica, la segunda es el objeto que usamos todos para beber infusiones y otras bebidas.

Estos son solo algunos ejemplos de los tantos que hay en nuestro idioma sobre las palabras homófonas, hay que añadir para terminar que existen algunas palabras que además de ser homófonas, también son homógrafas y que en este caso sí se escriben de la misma forma, pero como en los casos anteriores tienen significados diferentes.

Fuentes:

https://www.rae.es/

http://www.wikilengua.org/index.php/Homofon%C3%ADa

https://definicion.mx/homofonia-homografia/